"Con nuestra vida agitada y el frenesí que nos rodea, hay una creciente demanda de tranquilidad."

- Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Instituto Pantone Color -


Eso es exactamente lo que ofrecen estos tonos: Rose Quartz evoca una puesta de sol, una flor en ciernes o una mejilla enrojecida, mientras que Serenity conjura una extensión de cielo azul blanqueado. Usados por separado, no tienen el mismo poder de calma que cuando se usan juntos. 




"Rose Quartz es un tono persuasivo pero suave que transmite compasión y una sensación de compostura."

"Serenity no tiene peso y es aireado, como la extensión del cielo azul sobre nosotros, brindando un respiro y relajación incluso en tiempos turbulentos."

- Leatrice Eiseman -


Estos dos tonos pastel son mucho más tenues que algunas de las selecciones anteriores de Pantone, como Marsala del año pasado y Radiant Orchid de 2014. Y aunque la pareja puede invocar pensamientos de colores convencionales para bebés, Pantone dijo que ese no es el objetivo. En cambio, la decisión pretende desafiar "las percepciones tradicionales de la asociación del color".



Imagen de Pantone.


"En muchas partes del mundo, estamos experimentando un desenfoque de género en lo que respecta a la moda, que a su vez ha afectado las tendencias de color en todas las demás áreas del diseño."

"Este acercamiento más unilateral al color está coincidiendo con movimientos sociales hacia la igualdad y fluidez de género, la mayor comodidad del consumidor al usar el color como forma de expresión, una generación que tiene menos preocupaciones por ser encasillada o juzgada y un intercambio abierto de información digital que nos ha abierto los ojos a diferentes enfoques para el uso del color."

- Leatrice Eiseman -


Estos dos tonos serán sin duda los colores que veremos el próximo año en moda, maquillaje y diseño de interiores. Para el diseño gráfico y web, estos colores son ideales para industrias más tranquilas, como la meditación, productos de baño, confiterías, bodas o cuidado de niños.